Las impensadas soluciones que te brinda el bicarbonato de sodio

Estilo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Bicarbonato de sodio es uno de los productos más versátiles del mercado. Además, es muy, realmente barato. Sirve para neutralizar los olores, limpiar y como desodorante. Y la mejor parte es que no contiene ingredientes tóxicos que sí existen en muchos productos de la actualidad.

El bicarbonato de sodio tiene docenas de usos. Desde limpiar las erupciones de la piel a remover olores no deseados y provocar que las flores duren aún más, es sorprendente que muchas más personas no tomen provecho de sus propiedades. Descubre algunas increíbles acciones del bicarbonato de sodio.

Alivia las picaduras de insectos
Todos odian las picaduras de mosquitos. No sólo que se ven mal en la piel, sino que pueden ser muy incómodas y generar picazón. Si te olvidas de colocarte repelente para bichos y estás sufriendo las consecuencias, simplemente mezcla bicarbonato de sodio y agua para crear una pasta. Luego, utiliza ésta como una salvia para tratar el área infectada y ayudar a que sane rápido.

Esta es una gran manera de remediar una picadura de mosquito y si quieres deshacerte lo más rápido posible de ellas. Además, debes esforzarte poco para crear la mezcla.

Limpia tu cepillo de pelo
Admítelo, probablemente tengas un peine o cepillo de pelo en tu baño y no lo has limpiado en años. Probablemente tenga algunas hebras de pelo juntas y es muy asqueroso. La buena noticia es que con el bicarbonato de sodio puedes recuperar tu cepillo y hacer que luzca como nuevo.

Para remover las grasas y otros residuos en tu peine o cepillo, sumérgelo en agua con bicarbonato de sodio. Utiliza una cuchara de bicarbonato de sodio por cada copa de agua. Luego, simplemente deja secar el cepillo.

La solución es increíblemente sencilla. Sólo abre un recipiente en donde tengas bicarbonato de sodio y colócala en la parte trasera de la zona donde haya el aroma. Ésto neutralizará el olor que yace dentro. La única tare de mantenimiento que debes hacer es cambiarla una vez cada par de meses. Tan simple como eso.

Limpia el suelo
A nadie le gusta limpiar, y pasarle el trapo al suelo puede ser un trabajo duro. Si ya has tenido suficiente de limpiar los líquidos del suelo y quieres una solución más natural, simplemente coloca medio copa de bicarbonato de sodio en un balde de agua caliente. Tras ello, mezcla la solución y limpia el suelo.

Lo que es grandioso sobre esta solución es lo mucho menos tóxico que es en comparación con otros líquidos para limpiar que encontrarás en la tienda. Evita colocar otros químicos y utiliza el bicarbonato de sodio que es más simple.

El bicarbonato de sodio es bueno también para tus joyas blancas…

Ahuyenta a las hormigas
Las hormigas pueden ser insufribles. Éstas crean su propio montículo en el jardín, algunas muerden y otras acaban en tu casa, merodeando por donde sea y buscando comida. La buena noticia es que existe una gran manera de deshacerse de ellas sin tener que invertir en trampas costosas.

En primer lugar, mezcla bicarbonato de sodio y sal en partes iguales. Luego, échale la mezcla al área en donde veas que las hormigas están ingresando, ya sea tu cocina o cualquier otra zona de tu casa. La solución actúa como un ahuyentador que mantiene a los insectos fuera.

Limpia el microondas
El microondas es una de los artefactos más sucios de la cocina. De alguna manera le resulta sencillo recolectar comida y no se ve para nada limpio en variadas ocasiones. Como resultado, la suciedad se queda atrapada dentro del artefacto y limpiarlo puede ocasionar un desastre.

Por fortuna, un poco de bicarbonato de sodio y un poco de grasa para el codo puede remover mucho. Simplemente vierte un poco sobre un paño húmedo y frótelo en cualquier lugar donde haya residuos. El bicarbonato de sodio limpiará la superficie y también actuará como desodorante. Es una excelente manera de limpiar el artefacto con muy poco esfuerzo.

Pule los metales
El pulir los metales de los cubiertos es una acción que nadie quiere hacer. Puede consumirte mucho tiempo y además ocasionar mucha suciedad. Para tener un método más simple, crea una pasta utilizando 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Luego, frota la pasta en tus utensilios con un trapo o esponja. Al secarlos estarán listos.

La próxima vez que recibas un conjunto de cubiertos de metal por una boda u otra ocasión, no tendrás que preocuparte porque no estén tan limpios como querrías. ¡El bicarbonato de sodio puede actuar de maravillas!

Suaviza tus pies
Nuestros pies lidian con demasiado en el día a día. Caminamos y nos paramos sobre ellos durante toda la jornada, ya sea que estemos trabajando, haciendo ejercicio, o pasando tiempo con familiares y amigos. No es algo raro que se cansen o en ocasiones nos duelan. ¿Por qué no cuidarlos un poco?

Crea una solución con tres cucharadas de bicarbonato de sodio y un pequeño tubo de agua caliente. Luego, frota tus pies para alivianarlos y suavizarlos. Esta es una gran manera de relajarse luego de un largo día de oficina o de un día exhausto con tus hijos.

Destapa el fregadero
Existen algunas tareas caseras que son peores que otras. El limpiar una tubería que está atascada es una de ellas. Si no tienes un poco de los químicos especiales para ello, puedes deshacerte del problema al mezclar media taza de bicarbonato de sodio, una taza de vinagre y un poco de agua caliente.

Vierte la solución dentro de la tubería y espera. No tomará mucho tiempo para que el fregadero vuelva a funcionar. Es una solución inteligente a cualquier problema que moleste y lo puedes utilizar tanto en fregaderos como en duchas de baño.

Haz que tus cacerolas se vean como nuevas otra vez
No importa que tan buenos sean los comerciales de las cacerolas, las chances de que con el tiempo se manchen son casi ineludibles. Es una de las leyes del universo. Ya sea en la parte interna de la cacerola o en la parte de abajo, vuelve a hacer brillar a tu equipamiento de cocina con un poco de bicarbonato de sodio.

Todo lo que tienes que hacer es hacer hervir un gran tazón de agua, poner un vaso de bicarbonato de sodio dentro, dejar que se remoje entre 20 y 30 minutos y frotar alguna mancha realmente difícil de quitar. Así tendrás los elementos que serían respetados hasta por Gordon Ramsay.

Desodorante para los desechos del gato
Todos amamos a los gatos, a menos que seas una persona que ama a los perros. Y si bien nuestros peludos felinos pueden ser nuestros mejores amigos, una de las peores partes de ser dueño de una mascota es la de limpiar su caja de deshechos. Francamente, es un trabajo que apesta. Pero puedes transformar la tarea en algo más sencillo con bicarbonato de sodio.

Haz que las flores duren más tiempo
La mayoría de las personas realmente disfrutan del olor duradero de un ramo de flores. Es hasta mejor cuando duran más tiempo. Existe una manera de hacerlas más duraderas. Agrega una cucharada de bicarbonato de sodio al envase con agua y realmente estarán más frescas y durarán más tiempo.

Por lo tanto, la próxima vez que tu hijo te regale unas flores del jardín, o tu pareja te sorprenda con un gesto como tal, puedes demostrarle lo mucho que lo aprecias agregándole la mezcla para que dure el mayor tiempo posible.

Lava tus frutas y vegetales
Como probablemente te hayas dado cuenta, algunos productos pueden estar muy sucios. Todos saben que es importante lavar las frutas y los vegetales, pero usualmente sólo lo hacemos con agua común. En su lugar, mezcla 1/4 de bicarbonato de sodio en un fregadero lleno de agua. Gentilmente lava los productos y luego puedes secarlos con agua común.

Esta es una manera segura y efectiva de asegurarte que tus frutas y vegetales están lo más limpios posibles previo a que los ingieras. Es simplemente un paso extra para asegurarte que las peras, manzanas, tomates y otros productos que consumes estén lo más saludables que puedan.

Alivia las erupciones creadas por pañales
Los bebés la tienen complicada. Ellos comen, duermen y hacen sus necesidades y en muchas de estas actividades se enojan. Pero tomándolo en serio, sí tienen que lidiar con una condición incómoda, la erupción por causa del pañal.

Para combatir este problema, coloca dos cucharadas de bicarbonato de sodio en el agua de baño del bebé. Esto evitará que le salga la erupción. La misma solución puede ser aplicada a otras erupciones. Se siente bien y es una solución natural para la mayor cantidad de problemas comunes del cuerpo.